info@institutoted.com
+34 910 119 158

El futuro del trabajo para los jóvenes en la Empresa Digital

Luis Lombardero. Presidente ITED.
Luis Lombardero. Presidente ITED.
En España el 44,4% de los jóvenes buscan empleo e intentan descubrir cómo construir un futuro para sus vidas más allá de los trabajos de corta duración y mal retribuidos. Una situación que en muchos casos ya lleva a la desesperanza. Sin embargo, en el horizonte hay dos factores que pueden contribuir a solucionar este problema enquistado en nuestro mercado laboral.

Por una parte, la jubilación masiva de babi boomers que ya se está produciendo va a ir dejando un buen número de vacantes. A la vez, la digitalización va a ir generando una gran demanda de nuevos empleos que requieren competencias no disponibles actualmente.

Una de las grandes preocupaciones que manifestaron los directivos de las grandes empresas presentes en el Foro de Davos celebrado en febrero de 2018, es como disponer del personal para las necesidades de la digitalización. Las pequeñas y medianas empresas también van a compartir esta necesidad de empleados con competencias digitales para poder sobrevivir.

La investigación realizada por la consultora McKinsey revela que la transición hacia la empresa digital será muy importante y harán falta una gran cantidad de nuevas competencias para millones de personas antes del 2030. Se estima que entre 400 y 800 millones de personas podrían verse desplazadas por la automatización y necesitaran encontrar nuevos empleos. A la vez, habrá entre 70 y 375 millones de empleos tradicionales que van a requerir nuevas competencias.

Las necesidades de formación en competencias para los nuevos empleos, podrían darse a una escala como no se habría visto desde la transición de la agricultura a la revolución industrial. La gran dificultad de la digitalización, está en que se van a necesitar competencias duras aun no definidas y que esta transición debe hacerse en poco más de 10 años. El paso del trabajo de la agricultura las fabricas se hizo con competencias duras, pero trajo grandes dificultades de reciclaje de los trabajadores, que se solucionaron por el taylorismo, fragmentando el trabajo en pequeñas tareas para facilitar el aprendizaje de las mismas.

Las dificultades que se prevé que van a dar a gran escala en las empresas para resolver sus necesidades de nuevas competencias, son una oportunidad evidente para los jóvenes. Aunque es difícil predecir qué cambios concretos se van a producir en los empleos tradicionales o que nuevas profesiones van a aparecer a partir de la automatización, es seguro que los jóvenes están en mejor situación para encontrar nuevas oportunidades de empleo en este escenario, si orientan bien las decisiones sobre la formación para el futuro digital. Una identificación incorrecta de las competencias necesarias, o la insistencia en la formación para empleos tradicionales, pueden eliminar estas oportunidades.

La buena noticia es que a pesar de la incertidumbre a nivel general hoy tenemos más datos de los que disponíamos hace 10 años sobre la dirección de los cambios tecnológicos y el impacto de los mismos en las empresas. Vamos a organizar y relacionar esta información a grandes rasgos para entender como están cambiando las empresas.

Las generaciones nativas digitales y la emigración digital de otras generaciones han hecho que nos convirtamos en clientes digitales, que no solo cambiamos nuestros hábitos de compra, sino que demandan nuevos productos y servicios digitales. La digitalización y automatización de los procesos aumenta constantemente y se cambian los modelos de negocio. Todas estas transformaciones en las organizaciones tradicionales de todos los sectores, están teniendo como efecto el surgimiento de nuevo modelo de empresa digital.  Todo ello hace que cada vez se necesiten más empleados con competencias digitales.

Empresa digital, es un concepto desarrollado por el Instituto de Talento y Empresa Digital-ITED. El Modelo de Empresa Digital es un método que sirve de guía para la transformación digital de las organizaciones de origen tradicional que, apoyándose en un liderazgo y una mentalidad digital, permite decidir sobre las formas de relación con los clientes digitales, de utilización de la tecnología y los datos, e identificar las necesidades de competencia de las personas empleadas, para obtener la capacidad de innovar y desarrollar nuevos productos y servicios digitales, para satisfacer la necesidad de los clientes digitales.

Actualmente, el 90% del Producto Interior Bruto- PIB y del empleo, esta en las empresas tradicionales con mayor o menor grado de transformación digital. A nuestro entender, el empleo se va a ir trasladando hacia la empresa digital, en la que serán necesarias nuevas ocupaciones y nuevas competencias duras.

Esto no significa que todos los trabajos van a tener que ser cubiertos por programadores, ingenieros de robótica o científicos de datos. Pero si significa, que van aumentar los requisitos de formación y va a ser más importante entender el contexto digital, que permita una mayor comprensión general de las actividades de la empresa digital, de los nuevos modelos de negocio, de la relación con los clientes digitales, del dominio de los métodos de trabajo para innovar, y de adaptase a una cultura de trabajo ágil y colaborativa.

Ahora que ya hemos identificado, en que entorno se va a desarrollar el trabajo del futuro, ya podemos dar paso a un enfoque práctico de las oportunidades realistas de acceso de los jóvenes a los nuevos empleos y profesiones partiendo de su formación actual.

Las nuevas profesiones de la empresa digital, se van a componer igualmente que las actuales, de la combinación de un grupo de competencias. Estás competencias duras o competencias para la empresa digital, no están disponibles actualmente en el mercado laboral, por lo que disponer de las mismas, sin duda supondrá una gran ventaja para la búsqueda de empleo y para el desarrollo de la carrera profesional.

Una buena opción personal a partir de la formación y la experiencia ya disponibles, pasa para identificar que competencias pueden completar un perfil profesional digital, lo suficientemente abierto como para en primer lugar incorporarse al mercado de trabajo en un grupo amplio de empleos. Posteriormente, para avanzar en la carrera profesional el perfil deberá ir adaptándose a los cambios continuos de la digitalización por medio de reciclajes a lo largo de la vida laboral.

Una vez identificada la brecha de competencias, debe buscarse la forma de adquirirlas por la vía de la formación, el aprendizaje informal y la experiencia laboral. No es el momento para esperar a tener una visión precisa sobre las transformaciones en el mercado laboral, que por otra parte van a seguir cambiando, es el momento de invertir en el futuro para poder tener opciones de empleo.

 

Summary
HR Data Analyst, la nueva demanda de profesionales de RRHH
Article Name
HR Data Analyst, la nueva demanda de profesionales de RRHH
Description
En la toma de decisiones de RRHH ya es posible pasar de la intuición y las suposiciones que se hacen a la hora de gestionar el personal, a la racionalidad y los datos, igual que en otras áreas de la dirección de las empresas.
Author
Publisher Name
ITED
Publisher Logo
¿Hablamos?
¿Podemos ayudarte?
Hola, ¿podemos ayudarte?
Powered by

Infórmate de nuestras soluciones de formación avanzada para profesionales y empresas

*Usaremos la información proporcionada en este formulario únicamente para el envío de información relevante sobre nuestras formaciones y eventos profesionales. No compartiremos estos datos con terceros. Si deseas recibir nuestras comunicaciones aceptar la política de privacidad de datos RGPD.

Ver Politica de Privacidad